Instituto de Investigación Sanitaria Puerta de Hierro > Entrevistas > Un café con Carmen Pérez Sedeño, subdirectora de Enfermería

Un café con Carmen Pérez Sedeño, subdirectora de Enfermería

| Imprimir |

Fecha20/12/2012

FechaEntrevistas,Todas

Carmen Pérez Sedeño es subdirectora de Enfermería del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda. Con ella como testigo y protagonista, la Enfermería de nuestro hospital ha ido evolucionando a lo largo del tiempo hasta llegar al punto en el que se encuentra ahora mismo. Carmen, ahora, se jubila. Y como reconocimiento a toda su trayectoria profesional y por ser un exponente de su profesión tanto a nivel asistencial, de gestión e investigador, ahí va nuestro modesto homenaje en esta entrevista.

¿Cómo afrontas esta nueva etapa y cómo nos resumirías tu andadura profesional?

Ha sido una decisión muy meditada y, ahora que ya la tengo cerca, puedo decir que estoy tranquila. Me siento muy afortunada de haber llegado a este Hospital cuando lo hice, en 1967, y de haber vivido en él hitos muy interesantes para la enfermería española.

La Enfermería de la Clínica Puerta de Hierro, con la directora de entonces al frente, María Caballero, consiguió hacerse un hueco en el panorama sanitario nacional. En mi opinión hubo dos hechos de los que fuimos protagonistas que marcaron un antes y un después en la profesión enfermera.

Por una lado, en el año 70, se editó el primer manual de enfermería de toda España. Siguiendo el ejemplo del trabajo desarrollado en hospitales de Reino Unido y Estados Unidos, se elaboró este manual que empezó a normalizar todos los cuidados enfermeros. Se reglaban cosas como la recepción del paciente, la reanimación cardiorrespiratoria, el traslado de los enfermos entre servicios, etc.

Y por otro, la creación de la primera Unidad de Formación Continuada en Enfermería, en 1973.

También en estos años comenzamos a implantar la hoja de enfermería – conocida entonces como “La hoja amarilla”-. Como suele ocurrir con todas las novedades, nos encontramos con bastantes dificultades en su implantación, si bien es cierto que, gracias a la colaboración de muchos facultativos que sí creyeron en la importancia de esta información, conseguimos nuestro objetivo.

¿Cómo fueron los inicios de la investigación en Enfermería en Puerta de Hierro?

A través de este departamento de Formación Continuada se sentaron las bases de la investigación enfermera, y comenzamos a trabajar en los cuidados enfermeros basados en la evidencia científica, lo que para mí marcó la verdadera diferencia: un antes y un después.

Las enfermeras de Puerta de Hierro fuimos pioneras en organizar las Sociedades Científicas de enfermería y comenzamos a publicar a nivel internacional.  Nos dimos cuenta que el idioma suponía una barrera en ese momento infranqueable para nosotras: las enfermeras españolas teníamos una inmejorable reputación profesional pero, a nivel investigador, no teníamos presencia pues no manejábamos el inglés, que era y es el idioma de la investigación. Le pusimos solución e iniciamos una etapa que llega hasta nuestros días.

A nivel formativo, ¿crees que el doctorado en enfermería favorece la proyección investigadora de vuestro colectivo?

Pienso que a cualquier profesional con inquietudes hay que darle la oportunidad de llegar a su máximo nivel profesional que en este caso sería el doctorado. En el mundo de la investigación el tener grado de doctor es un requisito importante para muchos proyectos.

¿Por qué decidiste formarte como enfermera?

Llegué por accidente a la Escuela de Enfermería de la Cruz Roja, que entonces era una de las mejores, y aprendí una profesión  que iba en la línea de mis valores, como el respeto a los pacientes, el cariño, la dedicación…. Recibimos una formación humanística que fue lo que me atrapó a nivel vocacional, y es algo que me ha guiado siempre tanto en mi vida profesional como personal.

¿Y qué es lo que más te gusta de ella?

La respuesta del paciente, sin duda.

Empecé a trabajar en el bloque quirúrgico, y después pasé a la Unidad de Recuperación Quirúrgica, donde estuve apenas dos años. Posteriormente, me nombraron supervisora de la Unidad de Diálisis, lo que supuso un reto personal y profesional muy importante. En esos años se gestaban los inicios de los tratamientos sustitutivos en España y nuestra Unidad de Diálisis fue una de las pioneras en España junto a la de la Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Clínico de Barcelona.

Gracias a la experiencia que allí adquirimos pudimos ayudar a montar otras muchas unidades de diálisis en España y Portugal así como Sociedades Científicas de Nefrología en otros países, incluso de Latinoamérica.

¿Y a partir de ahí cómo fue tu trayectoria?

Pasé a ser Supervisora de Área y después Subdirectora de Enfermería puesto que ocupo ahora.

¿Crees que el haber comenzado como enfermera de base y haber pasado por todos los escalones te ha ayudado a tener una visión más amplia?

Yo creo que sí, porque así como hoy en día tenemos la oportunidad de formarnos en temas de gestión con master, cursos, etc, entonces no existía esa posibilidad. Lógicamente, el haber pasado por todos los puestos a mí me dio mucha experiencia. Tuve la práctica antes que la teoría.

En estas entrevistas a muchos compañeros les hemos preguntado por el traslado al nuevo Hospital, sobre todo centrándonos en como es abrir un hospital, pero Carmen, ¿cómo es cerrar un hospital?

Una vez finalizado el traslado de todos los pacientes a la nueva sede, el último paso era proceder al cierre del hospital antiguo. Este cierre estaba respaldado por una estrategia diseñada a medida en la que no se dejaba nada al azar, estrategia que recogimos en un documento y que iba dirigido a aquellas personas que de una forma u otra y en diferente grado de intensidad y responsabilidad participaron en el cierre.

Desde el punto de vista de enfermería, este cierre implicaba, entre otros, el registro y control de fármacos, incluidos los estupefacientes, material fungible, documentación clínica, confirmación del cierre de las áreas asistenciales   etc. estas actividades fueron asumidas por un equipo de enfermeras y coordinadas por una supervisora. Todas ellas realizaron un excelente trabajo.

¿Había ilusión por el traslado?

Yo creo que sí, creo que en general todo el mundo puso una ilusión tremenda, si no, no se habría podido llevar a cabo.

Ten en cuenta que el traslado de un hospital es una empresa compleja y de gran responsabilidad, cuyo éxito depende sin lugar a dudas  de la implicación de todos los profesionales involucrados

¿Y qué sentiste cuando viste el Hospital vacío, después de llevar tanto tiempo trabajando en él?

Fue muy emocionante porque, aunque en Majadahonda nos esperaba un edificio fantástico y mucho por hacer, allí se quedaban muchos años de trabajo y un sentimiento de pertenencia muy fuerte, sentimiento muy arraigado del Hospital, sentimiento  que perdura.

¿Cómo han cambiado los problemas de la profesión de enfermería a lo largo de tu vida laboral? ¿Crees que hay alguna receta especial para solucionarlos?

Creo que cualquier profesión supera sus problemas estudiando, investigando y trabajando. Siempre ha habido problemas que superar, y siguen existiendo, pero he visto durante todos estos años los frutos de ese estudio, investigación y trabajo.

 ¿Cómo valoras la creación del Instituto de Investigación Sanitaria de nuestro Hospital?

Me parece fantástico, no lo puedo valorar de otra manera. Es el mejor instrumento para canalizar todos los trabajos. Estoy convencida de que en breve habrá un grupo de investigación en enfermería en el Instituto, porque los enfermeros están claramente concienciados de la importancia de la investigación desde hace mucho tiempo. El soporte que puede dar el Instituto para orientar a los profesionales de enfermería que quieren hacer algún trabajo de investigación es incuestionable.

¿Ha coincidido el desarrollo de tu vida laboral con tus expectativas?

Pues yo creo que sí, aunque llegué a la escuela de enfermería un poco por accidente, luego me ha apasionado mi profesión. Mis expectativas profesionales se han cumplido porque había mucho por hacer y he podido comprobar como hemos conseguido muchas cosas. Aunque queda la parte más bonita, que es consolidar realmente nuestra profesión.

¿Qué es lo que crees que más vas a echar de menos?

A mis compañeros. Siento que he sido afortunada porque tenido la gran suerte de trabajar con gente fantástica, de la que he aprendido muchísimo y con la que he trabajado muy bien.

Si tuvieras que quedarte con un momento especial de tu trayectoria profesional ¿con cual sería?

Hay muchos, pero me quedo con dos: el traslado de nuestro Hospital a Majadahonda y el Congreso Internacional de Diálisis y Trasplantes que celebramos en Madrid, del que tuve el honor de ser su Secretaria General, y en el que conseguimos reunir a más de 4.000 médicos y enfermeras especialistas en Diálisis y Trasplante Renal.

¿Qué le dirías a los enfermeros que ahora empiezan?

Les diría que no pierdan nunca el horizonte de que el eje de nuestra profesión son los enfermos, que tienen una profesión maravillosa. Que sigan estudiando, que es la base de nuestra profesión, y que tengan siempre muy presente que por muchos avatares que la situación política, social o económica, lo más importante son los pacientes.

Pues estamos seguros de que también mucha gente está encantada de haber trabajado codo con codo contigo, y desde aquí sirva esta entrevista como un pequeño reconocimiento a tu trabajo, que no sólo se ha quedado dentro de las puertas de nuestro Hospital, sino que también ha aportado mucho en otras esferas: Carmen ha publicado más de 80 trabajos científicos, ha sido presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica, participó en la fundación y dirección de la revista científica Enfermería Nefrológica, ayudó a formar las sociedades argentina y brasileña de Enfermeras de Diálisis, impartió cursos de gestión y enfermería nefrológica en Perú, Cuba, Chile, Italia llevando la profesionalidad de la enfermería española a nivel internacional. Mucha suerte en tu nueva etapa.

Majadahonda, diciembre de 2012

Compártelo en: Icon Icon


Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Última actualización: 07/02/2013

© 2014 Fundación Para la Investigación Biomédica | Hospital Puerta de Hierro